musiquita

miércoles, junio 27

cosas de internet

Ya me ha pasado en unas cinco ocasiones. Recibo mails de ciertos hombres que primero se comportan muy amigables conmigo, me echan flores y cosas por el estilo. Dos renglones abajo me pasan su correo electrónico para que platiquemos por msn. Amablemente y con honestidad respondo su mail y les aclaro que guardaré su dirección de Hotmail pero yo no suelo visitar el msn y tampoco me agrada mucho platicar mientras navego.

Pues bien, acto seguido se comportan diferente. No sé si se sienten o creen que fui una grosera o que chingados pero como que me dejan de hablar un tiempo y luego regresan (todos han regresado, jo!) Hace poco me pasó con uno que finalmente regresó pero eso me hizo cuestionarme si estoy fallando yo, o son ellos los que fallan. Porque si yo fuera una calienta güevos que se les insinúa, les da a entender cosas, o se pasa de confiancitas lo aceptaría pero que yo sepa aún no he actuado así. Admito que a las mujeres las trato de una forma diferente, quizás no la gran cosa pero un trato especial sí les doy. Sólo le mando mails o les contesto a personas que tienen mi aprecio. Porque también en un tiempo llegue a recibir correos llenos de sospechosismo, de hecho, una chica me escribió cosas muy extrañas y me mando una foto de un león (¿?) No supe descifrar aquello así que inmediatamente le di borrar y bloquear.

La verdadera razón a mi muralla es que me encariño mucho con la gente, me gusta mucho la gente, me emociona pero no sé desprenderme cuando hay que hacerlo. Los malos entendidos por Internet me afectan bastante, y tener problemas con personas de este medio me estresa más porque se presta a subjetividades y temperamentos y no es posible aclarar las cosas bien, mirando a los ojos. Ya me he llevado varias desilusiones pero sigo jugando. Sin embargo, si no participo demasiado no es por mamona, es porque en realidad no quiero que esa relación cambie y muchas veces me decepciono al leer como algunos sacan el cobre. Este medio es el juego de la gallina ciega, vas a tientas, a tientas.
( Amantes y enemigos, amores imperfectos, desiertos y mares; deslumbramiento inútil listo para revivirse. )
Siempre hay una luz brillando en la oscuridad. Sigue sin gustarme trasnochar, madrugar, olvidar. A veces dificilmente me entiendo pero no prentedo pasarme la vida tratando de entenderme.

Past

A favor

A favor