musiquita

jueves, junio 28

quiero un frappé con galleta oreo

Que pinche complicadas son las relaciones humanas. Hoy me agarré del chongo con alguien y bueno, no soy una persona bélica pero hay algunas que de plano me cagan la madre: las victimas. Admito que pierdo la cordura y tengo muy poca paciencia. Pero bueno, no pienso hablar de mis malestares emocionales hacia otras personas. Ayer fui a ver Shrek III y está muy babosa, me gustó, no sé hasta ahorita cual es mi preferida, si la dos o la tres pero más que la uno sí me gustó. La secuencia de la galleta fue lo que me dio más risa. Ya habían pasado como tres minutos del chiste y yo todavía seguí muerta de risa. No escribiré todo un tratado de la película porque la verdad pues no es para tanto.

Ya se me está haciendo la mala costumbre de que no puedo entrar al cine (Cinépolis) si antes no me compro un frappé capuchino o de chocolate blanco con galletas oreo, sabe delicioso, pura azúcar ya sé, pero es adictivo aunque se tardan un chingo en atender porque todo mundo pide sus crepas. Ay, ya se me antojó un frappé.

Por lo general me gusta rayarme las manos con pluma negra, me pongo palabras, símbolos o monitos cuando estoy aburrida en el trabajo. Claro, ahí cuido de que no se vea. En mi casa cuando mi madre me los ve dice que me veo mal pero pues me vale a mi me gusta rayarme. Sabiendo esto, hoy una ciberamiga me mandó éste video retándome a que consiga esa destreza manual pero no puedo, en las cuestiones de agilidad motriz soy muy bruta, rayármelas sí puedo. (Este post suena como que a puber o seré así?)

miércoles, junio 27

cosas de internet

Ya me ha pasado en unas cinco ocasiones. Recibo mails de ciertos hombres que primero se comportan muy amigables conmigo, me echan flores y cosas por el estilo. Dos renglones abajo me pasan su correo electrónico para que platiquemos por msn. Amablemente y con honestidad respondo su mail y les aclaro que guardaré su dirección de Hotmail pero yo no suelo visitar el msn y tampoco me agrada mucho platicar mientras navego.

Pues bien, acto seguido se comportan diferente. No sé si se sienten o creen que fui una grosera o que chingados pero como que me dejan de hablar un tiempo y luego regresan (todos han regresado, jo!) Hace poco me pasó con uno que finalmente regresó pero eso me hizo cuestionarme si estoy fallando yo, o son ellos los que fallan. Porque si yo fuera una calienta güevos que se les insinúa, les da a entender cosas, o se pasa de confiancitas lo aceptaría pero que yo sepa aún no he actuado así. Admito que a las mujeres las trato de una forma diferente, quizás no la gran cosa pero un trato especial sí les doy. Sólo le mando mails o les contesto a personas que tienen mi aprecio. Porque también en un tiempo llegue a recibir correos llenos de sospechosismo, de hecho, una chica me escribió cosas muy extrañas y me mando una foto de un león (¿?) No supe descifrar aquello así que inmediatamente le di borrar y bloquear.

La verdadera razón a mi muralla es que me encariño mucho con la gente, me gusta mucho la gente, me emociona pero no sé desprenderme cuando hay que hacerlo. Los malos entendidos por Internet me afectan bastante, y tener problemas con personas de este medio me estresa más porque se presta a subjetividades y temperamentos y no es posible aclarar las cosas bien, mirando a los ojos. Ya me he llevado varias desilusiones pero sigo jugando. Sin embargo, si no participo demasiado no es por mamona, es porque en realidad no quiero que esa relación cambie y muchas veces me decepciono al leer como algunos sacan el cobre. Este medio es el juego de la gallina ciega, vas a tientas, a tientas.

lunes, junio 25

noche de terror


Creo firmemente que los xv años fue una de las etapas más horrendas de mi vida. Simplemente, si tuviera la oportunidad borraría muchas escenas de esos doce meses en mi subconsciente. La insoportable sensación de no encajar, de no tener nada en común con mis amigas y querer a toda costa juntarme con ellas e intentar (más bien forzarme) ser igual cuando en mi interior lo detestaba. A los quince años no tenía autoestima, a los quince años mis padres se iban a divorciar, a los quince me sentía más sola que un perro, a los quince me hacía heridas en los brazos, a los quince escribía cosas deprimentes, a los quince no era nadie, un bote de basura era más que yo.

Este fin fui a unos quince años. Me di la aburrida de mi vida. En primera porque el lugar que me tocó en la mesa era de espaldas a la pista así que lo único que veía eran las caras de mis padres, unas tías y un tío deprimido, además del vaivén de los meseros por la puerta de cocina. La música era espantosa, no se podía platicar y todo aquel ambiente lleno de adolescentes, el vestido de la quinceañera, el pastel etc me recordaban tan fatídica etapa, y luego los familiares a los que nunca veo – y que por ende me miraban con curiosidad- aquello era del asco. Preparé mi retirada, sería después de la cena (en mi casa no había qué comer y no iba a desaprovechar una oportunidad como aquella) así que terminé el predecible trozo de pollo y vegetales que dan en todos los eventos de ese tipo. Le avisé a mi hermana, tomé mis cosas y emprendí la retirada. No sin antes hacer todo un desfile por cada una de las mesas para despedirme (tengo educación y quería que quedara de manifiesto) Claro, me detuve por momentos con frases como: ¡Hola!¿Cómo estás? ¡Qué grande estás ya! ¡Hace mucho que no te veía! Etc. Salí del lugar y me fui a mi casa.

Al llegar escuché un ruido en la planta alta, encendí todas las luces, subí con un cuchillo pero no había nadie, pensé en la viejita. Me fui hacía la habitación y me senté frente al espejo imitando las exclamaciones que le había hecho a todos en la fiesta para imaginar que tal me había visto, a la vez que me desmaquillaba. Estrené labial rojizo. Después probé otros gestos imaginado lo que pude haber dicho mejor, más expresiva. Me quité la ropa de fiesta, fui a la cocina y me serví un poco de vino, encendí la televisión, la lámpara, el ventilador y me acosté a placer en la cama. Encontré en la tele un programa de sexo de 52MX, en donde sale una chava que me encanta llamada Kalinda y Federica la ex K. Hablaron de posturas, de trucos, y zonas erógenas. Sin hacer mucho esfuerzo media hora después me quedé dormida pero al día siguiente me levanté con una cruda emocional. ¿Fiesta de XV? ¡Yo no estuve ahí jamás!

(Pero a los 16 mi vida cambió para siempre… un antes y un después porque llegó el amor)

jueves, junio 21

contaré un secreto aterrador

Hoy no hace calor, el clima se presta; así que compartiré un secreto que sólo saben dos que tres personas acerca de mi, mismas que no le han dado importancia alguna por lo tanto no sé si sentirme apoyada o ignorada. Pues bien, agarrese a la silla, resulta que soy fan de Avril Lavigne. Sé que muchas mujeres la odian, que les parece lo más falso que han visto en su vida, pero yo les podría asegurar que hay falsedades más antipáticas que seguramente no han descubierto. La primera vez que la vi, yo trabajaba en ese odioso canal de tv. Justamente venía bajando de la videoteca con mis videos para editar cuando una de las reporteras que me cagaba la madre por creerse chingonada (y tan no lo era que ya la corrieron, se dice que está en Univisión pero nunca la he visto a cuadro, jo,jo) bueno, el caso es que ella estaba en la mesa de redacción y de pronto dijo: “¿Y esa lesbiana?” obviamente al escuchar tan sexy palabra miré alrededor en busca de una pero se refería al video que estaban pasando en las pantallas de monitoreo. Era “complicated” que se estrenaba en mtv.

A discreción casi corrí a los monitores para ver el video y me quedé un tanto emocionada. Canción muy nena, pegajosa, cantada por una chavita de aspecto malandril, ojos expresivos y pucheros de ternurita. Ahí comenzó todo, ahí, una puta mañana de sábado. Después quería escuchar esa canción todo el tiempo y a toda hora (increíble; nunca me hartó a pesar de que sonó demasiado) Ustedes no están para saberlo pero me gustan las lolitas, las niñitas rebeldes que están inconformes con la vida, tienen cara de perruchas malas pero en el fondo se nota que son hiper sensibles. Muchos meses después me maileaba con una chavita de la que me hice muy amiga y compartíamos nuestras experiencias en terrenos de féminas y hombres. Y claro, resultó que le gustaba Avril y pues ya tenía alguien con quien chismear que en Dont Tell Me se veía adorable nos peleábamos por ella y babosadas propias de su edad (siempre he sido inmadura, gracias) Fueron muy buenos tiempos. Cuando hizo gira por México le ordené a mi primita de trece: “¡Tenemos que ir, Cris!” y ahí estuvimos. Por suerte, bendita suerte, nos tocó en un área donde había muuchos de mi edad y no les mentiré al decirles que ha sido uno de los conciertos más divertidos de mi vida, nos reímos horrores, bailamos, gritamos, en fin, regresé a mi adolescencia.
-
Yo nunca me tragué el juego ése de que era mala, rebelde y rockera, a leguas se veía que no, y tengo entendido que es libra, así que no le creí. La verdad me encantó físicamente porque es muy mi tipo, su música fue cosa secundaria. Sin embargo, creo que la subestiman porque la chavita es muy inteligente, mucho más de lo que se piensa. Y de hecho me gusta más la Avril de ahora (a la que ya no reconocen sus fans) la que dejó la imagen sucia para vestir prendas de diseñador, contratar un estilista carísimo, la que se casó bien cursi, la que se junta con Shakira para ir de reven, la que ahora baila sexy, y cambió el rimel barato por los mejores cosméticos del mercado. Veo sus conciertos y babeo al verla tocando la guitarra que siempre se ve como si le pesara. La verdad es que me cae bien, y la ame más después de verla en vivo, cómo consiente a sus fans, cómo su voz es más potente de lo que parece y encima de eso el drama se le da bien, si se encuentra un buen director puede dar una sorpresa.
-
(Además ahora trae una corista pelirroja que se parece bastante a una ex novia mía, mmm!)

miércoles, junio 20

maybe cuando sea fotógrafa

¿Qué tal mi titulo bien pocho? Desde que las cámaras digitales se han hecho más accesibles a la gente – o son la moda- yo disfruto más mis horas de navegación coleccionado fotografías delirantes, extravagantes, poéticas o dramáticas. Es que mi gusto por la fotografía no tiene límites me puedo quedar como pendeja mirando una fotografía por horas. Desde que inicié en esto de la blogueada he buscado un lugar donde guardar mis colecciones pero por causas del destino se ha cebado mi plan. Nuevamente inicio uno, instantánea drama collection, en donde espero ir acomodando mis fotitos preferidas robadas de algún lugar de la red.

En mis paseos por fotoblog me he dado cuenta que la creatividad es lo elemental a la hora de enfocar algo. Hay gente que hace maravillas con una cámara digital y hay otras que, bueno, sólo dieron click. Cuando tome un curso de fotografía en forma quiero especializarme en retrato. Me gustan muchísimo los retratos y los autorretratos. Porque no solamente es tomar una foto, es captar parte de la personalidad, el entorno, o el momento en que fue tomada la foto. En los flogs hay muchas personas que se toman autorretratos maravillosos (tal vez sin saber nada de fotografía) muchas de esas fotos las guardo y las colecciono aunque sean de extraños.

Hay unos flogs algo lamentables, en donde sólo posan para la cámara y manchan la foto con su nombre en marca de agua o le hacen fonditos irreales o exagerados. Ni qué decir de los que salen en grupito – esos son los peores- todos amontonados. Me gustan las fotos en las que la persona parece no darle interés a la lente, las que tienen un enfoque interesante o las que fotografían objetos porque los objetos me parecen algo complicado de retratar. Cuando estudiaba, fotografiaba a las personas de manera sorpresiva, porque se veían más naturales, sin poses. También era muy sexy revelar en el cuarto oscuro aunque algo angustiante al ver que se había chingado una foto por cuestiones técnicas. La lucecita roja siempre me ha gustado bastante, bien cachonda. Era buena para las ideas pero para la técnica siempre fui un desastre, hasta la fecha no me pregunten de obturación porque suelo joder las fotos. Las de exteriores también me gustan muchísimo, pero esas no se encuentran tan fácil. También soy fan de los ilustradores, últimamente se hacen cosas padrísimas en ese rubro.
[Esa rola de Gwen me tiene drogada]

sábado, junio 16

sobre la vejita que se rie

Ayer en la noche mi hermana y yo conversábamos en la cocina. Entonces de la nada salió el tema de una supuesta viejita que se ríe cuando no hay nadie, y precisamente desde mi recamara.
-
Yo: No es cierto, yo jamás la he escuchado.
Ella: Sí es cierto. Se ríe bastante, la primera vez me dio miedo, me asomé y no había nadie después mejor prendí la tele.
Yo: Se me hace que la confundes con la sombra que te ve cuando estás en la computadora.
Ella: No, esa es otra. También la he visto pero no es la viejita.
Yo: ¡¿Sí la ves?! Se ve por la pantalla como que pasa una sombra, luego sientes que alguien te está observando y luego sientes como que se va.
Ella: Sí es la sombra. Pero la viejita es otra.
Yo: ¡Ya mensa! No es cierto lo de la viejita.
Ella: Ah, pues no me creas pero vive ahí contigo.

El asunto de vivir con la viejita no me causa conflicto porque nunca hemos tenido comunicación alguna, de hecho, ignoraba su existencia en mi recamara. Lo que sí no me agradó fue el hecho de que se riera porque debo suponer que se ríe por las cosas que tengo ahí. Seguramente se lee mis diarios personales, especialmente el titulado: Tormentos & malestares vol. 1 donde con jugoso humor negro me burlo de lo que anda mal en mi vida y de otras personas -especialmente cuando me hacen enojar-.

En algunas ocasiones lo abro al azar y me dan risa mis pendejadas, a veces soy muy cruel con las personas que me pusieron de malas. Sin embargo, no puedo negar que eso de la viejita que se ríe me dejo un poco intrigada. Me quedaré todo este fin de semana sola en mi casa, o sea que nos quedaremos solitas la vejita y yo, quizás se anime a hacer señales o algo. Aunque mis fines de semana no son nada silenciosos entonces quizás no la escuche. No le tengo miedo a los muertos, los vivos me preocupan más porque ellos sí pueden hacer daño, los muertos a lo mucho se enojan y rompen objetos, aunque nunca he presenciado nada de eso.

jueves, junio 14

!rezále al santo!

Mi mejor amigo me manda un mail, preguntándome cómo estoy después de la charla telefónica que tuvimos. Anduve un poco enferma- mal- decepcionada-triste- harta- la semana pasada. A veces me pongo pesada y me da por pensar que no encajo aquí. Lo que hipotéticamente es cierto motivo por el cual ya no cuento mis problemas. Bueno, me platica varias cosas y cierra con una post data escandalosa en letras mayúsculas anunciándome: “Hoy es día de San Antonio de Padua, vamos a pedirle una pareja” Me dio risa, ignoraba esa información, y eso de poner al santo de cabeza me suena a tía cuarentona desesperada por encontrarse a alguien que le haga el favorcito.

Y es que la verdad a veces me preocupa el hecho de que no estoy desesperada por tener pareja, me gusta la vida que vivo, no me atormenta la soledad, a veces dan ganas de compartir la vida (sobre todo en esas odiosas fiestas familiares) pero mi vida no es deprimente por no tener alguien. Además, a veces me causa presión el hecho de durar con alguien porque soy de las que a los dos meses ya cambio de opinión y quiere otras cosas. Sinceramente siento que me aburriría. Pero la gente que conozco no piensa así, están casi obsesionados con encontrarse alguien que casi creo que hasta le sonríen a las plantas.

Y no sé cual sea el problema, que no quiero forzar las cosas ni obsesionarme como ellos? que no quiero aceptar que no voy a ser individualista toda la vida y tengo que sentar cabeza con alguien? o que no quiero comprometerme con todo lo que conlleva? Quizás aún me cuesta entender que mi felicidad sería a costa de mi unión familiar (y duele) Ayer vi en VH1 una boda gay de dos chicas – tremendamente estereotipadas- y me conmovió el final. Simplemente no imagino apoyo familiar en un festejo tan especial. No los imagino ahí. Es como si me dieran a escoger entre una cosa y otra, y es patético darme cuenta que no tengo los ovarios suficientes para dejarlos.
-
Nota de actualización: He notado que cuando ando ansiosa picarle al template es algo así como terapéutico y nunca sale lo que traía en mente porque blogger siempre da sorpresitas. Ojala y no me hubieras enseñado a moverle, reina.

miércoles, junio 13

no hay otra fruta que suene mejor

Hoy descubrí que hay un blog con el mismo nombre “Walking…” y precisamente es de una chica que ya lleva como tres años con él. Aburrida decidí buscar un nuevo nombre y siempre me ha gustado la palabra mandarina por cómo se ve visualmente y cómo se escucha. Cual fue mi sorpresa que en Internet por lo visto mandarina está en los tops en las personas porque a más de uno se le ocurrió nombrar así algo. ¡Tenía que ser, putos!
-
Me tentaba una palabra que me gusta mucho: “Chiquitiboombombita” me causa gracia. ¿A quién se le pudo ocurrir semejante barbaridad? No sé si sea una palabra nacional, pero ésa porra me da risa. Siempre que cumplo años mi papá y mis sobrinos me la gritan. Es tan estúpida y todos la vitorean con alegría y respeto. Algún día haré una lista de palabras preferidas. Manzana, tanto la fruta como la palabra es una de las que más detesto. Ah, sobre el nuevo nombre, ¿alguna vez han quedado tan satisfechos de algo-lo dejo a su criterio- y sus labios han exclamado con tal frenesí dos palabritas?

martes, junio 12

barata

Efectuando cambios acabo de leer de corridita lo que llevo de blog este trimestre y, ¿qué onda conmigo? Tengo severas críticas hacia mi persona, creo que escribo cosas que no son necesarias, hago incapié en emociones por demás expuestas y estoy llena de sentimentalismo barato. Ni modo así soy.

nueva era gay

Este mes el gay power se intensifica por obvias razones. Leyendo un post de yo misma me cayó el veinte de que yo también me he topado con esa nueva generación de chicas gays. Me faltan pocos años para los treinta, me moví en otros círculos, otras mentalidades, y mucho tabú. Hace como diez años censuraron el video de Miguel Bosé “No encuentro un momento pa’ olvidar” simplemente porque parejas diversas se besaban amorosamente. Los medios de comunicación se alarmaron y pasaban el video tan brutalmente cortado que hasta la canción perdía su encanto y hermosura al quedar como rayada.

Un año antes ya me habían dado mi primer beso lésbico, mantenía una relación amorosa y aquello no me alarmaba como al resto del mundo, de hecho, hasta lo sentía como un halago que me diferenciaba de los demás. La cuestión es que no dejaba de ser algo hermético y oculto, el Internet era cosa de nerds y aquello se mantenía en secreto. Al parecer sólo existían en el mundo los gays maricones que trabajaban en las estéticas pero a los otros no los veía y mucho menos me enteraba de la existencia de lesbianas, ni qué decir de bisexuales. Lo más cercana que estuve al término fue esa maravillosa película noventera llamada “Tres formas de amar” y no había chicas =(

Las nuevas generaciones de chicas gays, tienen un atrevimiento, libertad, y seguridad que ya hubiera deseado en mis tiempos. Tienen a su favor la libertad de información que la red regala y la libre transmisión de ideas sin filtros castrantes. Sinceramente, yo tardé bastante en entender cierta terminología del género lésbico que estas chicas manejan super bien desde los catorce años. Hasta me aventaría a decir que ser bisexual se podría considerar una moda o una experimentación más dentro de la sexualidad de las nuevas generaciones.
Me parece maravilloso y correcto, ojala y a las de mi generación nos hubieran tocado las mismas libertades. Pero no se pudo, a veces pienso que hasta es una de las causantes de los altos índices de divorcio y madres neuróticas que pululan la zona. Cuando fuí a una marcha gay sólo había chicas menores de 23 años, mujeres mayores de 26 era muy poco común y las que estábamos permanecíamos inquietas lejos de los grupitos festivos que eran fotografiados por los medios. Platicar con las chicas gay de ahora me deja asombrada y contagiada. ¿Es moda o identidad? Si ellas son el presente ya imagino el futuro. Ojala y se rompan ataduras y mentalidades, será tan interesante presenciar eso… muy, muy interesante.

lunes, junio 11

me pongo nerviosa cuando la gente llora

Hoy terminó un curso que estuve tomando desde inicios de marzo. Era un grupo integrado por mujeres, unas diez. Al entrar éramos unas desconocidas viéndonos con disimulo. La moderadora del primer tema nos dijo que a partir de ese momento seríamos una familia y usaríamos klineex – según ella por la temática del curso tan fuerte chillaríamos en cualquier momento-. Me pareció un poco exagerado su comentario. Sin embargo, hoy tres meses después sentí tristeza de que terminara. Realmente se convirtió en algo parecido a una familia.
-
Todas desnudamos sentimientos y miedos en el transcurso de las clases, me enteré sus vidas y sus temores, yo también un día sensible dejé salir los míos como el hecho de que estoy frustrada porque lo que más deseo es irme a Barcelona a estudiar terapias alternativas. Algunas traían un dolor muy grande, otras teníamos curiosidad, otras miedo etc. Hoy me dediqué a observarlas a detalle; en mi deambular por cursos y talleres ya conozco el sentimiento de que te encariñas y se acaba, sé que lo más probable es que nunca más volvamos a coincidir en algún lado y nunca más las veré y no puedo negar que sentí cariño por ellas y por conocerlas en un momento especial de mi vida, mucho de lo que dijeron me ayudó. A pensar de que la emoción no es nueva se sigue sintiendo la tristeza de las despedidas, decir adiós. Y luego nos despidierón con la predecible "A mi manera", jo,jo. La chica con la que mejor me llevé se puso a llorar (otras dos también) y yo no sé qué hacer en esos casos porque me pone nerviosa que la gente llore y yo no puedo llorar. Otra persona se acordó y me dijo que me fuera a Barcelona que no cometiera el error tan grande de quedarme con las ganas. Me sonrojé, ji,ji.

Pero hay algo que me molesta de todo eso, es el hecho de que en esas cosas no hay gente de mi edad, siempre son en su mayoría señoras. Y eso me hace sentir señora, carajos. Quiero pensar que no todas las personas de mi edad sólo se preocupan por pedas, antro y baile, amén de las que ya están casadas con bebés y cosas de ñora. Quiero pensar que no todos son tan ordinarios como se ve, o sea, ya me cansé de ser la rara.

sábado, junio 9

otro concierto "final"

Después de diez años de inmunidad ayer finalmente supe lo que era una migraña y es francamente insoportable. Tenía planes y cancelé todo, no podía no ver la tele, no quería que me hablaran ni tenía humor de hablar. Es desesperante ese pinche dolor. Y aunque por momentos imaginaba estallamiento encefálico en la habitación, sobreviví. La gran noticia de la semana fue el reencuentro de Soda Stereo que justamente hace diez años se separó. Todavía recuerdo el concierto “final” como uno de los momentos más especiales de mi juvenil memoria. Casi lloré con Té para tres, y mucho influyó que iba muuuy bien acompañada; fue un momento erótico, mágico, musical.

Pero ¿otra vez? No, no, no, debierón dejarnos con ese sueño, con la fascinación del pasado, con la añoranza de tiempos rebeldes y enamorados. No veo el caso de que se unan de nuevo ahora que ya están bien acabados, que apenas han pasado diez años, que Cerati no se cansaba de contestar en las entrevistas de sus discos “No habrá reencuentro”. Yo no le veo el caso, es muy pronto, y no es necesario. Con Héroes pasa lo mismo o es peor porque Bunbury cada vez canta más de la shit. Que se reencuentre Timbiriche, eso es irrelevante y hasta vergonzoso, es bueno para reír para sentir penita por todos esos perdedores de plástico pero los grandes no, ellos deberían abstenerse de semejante ridículo. Aunque pesar de mis palabras yo iría, a Soda, a Héroes – aunque a ése no iré porque no vale la pena viajar al Defectuoso para eso- y hasta al de Cuca, sobre todo a este con el que pasé tan buenos ratos hace ya muchos ayeres. ¡El mamón de la pistolaaa!!! Y cómo olvidar: Matarón a Don Goyo en el arroyo!!

jueves, junio 7

amor y otros desencuentros

No sé si definirme como una persona inestable o indisciplinada, o que no mantengo mis palabras o qué chingados. La cuestión es que mi humor es muy cambiante. Honestamente hay días en que digo: “¡A la mierda el blog!” pero después recapacito en que es más barato escribir que pagarle a un psicólogo. (risas plis)

Y bueno, he conocido personas muy lindas por este medio no las mencionaré por cuestión de ética y sentimentalismo – pero saben quienes son porque les he mandado mails avisándoles de mis nuevas viviendas y haciendo eco de mis locuras me siguen la corriente (eso se agradece se los juro). Aunque también he conocido cada fichita, sobre todo en asuntos de divas mamonas y petulantes (se dan ciertos casos de lesbianas que pecan en la mamonería, sentirse divitas de mierda, fogosidad andando y otras que bueno, mejor no mencionar detalles).

Creen que porque les dices algunas cosas lindas y halagadoras – y merecidas no lo dudo- una ya les anda tirando la onda a lo bestia. No, lindas, no confundir, suelo ser muy exigente en gustos y cuando alguien me gusta en realidad llevaría a cabo TODA una estrategia de conquista con meses de antelación y no sólo un mail endulzado. En resumidas cuentas he de compartir a ustedes que la vida de preferencias distintas emocionalmente es temperamental, es decir, somos pocas y además de eso entre nosotras mismas nos segregamos. La vida gay no es fácil pero también hay admitir que tiene un sabor que la buga nunca tendrá. Sorry, pero así es.

miércoles, junio 6

freud lo sabría?

En algunas ocasiones cuando les preguntan a los sexólogos cuestiones de preferencias sexuales siguen mostrándose muy “diplomáticos” con cosas como “Hey, no te preocupes, es normal que tu esposo se ponga falda, es un juego es normal blah, blah” pero por la forma en que lo dicen no suenan muy seguros.

Yo le preguntaría al mismisímo Freud por qué ciertos hombres afeminados me causan tanta simpatía. No me ponen horny sino que siento cierta afinidad. Quizás se deba a que por regla general todos mis mejores amigos (y ex amores) han sido chicos muy nenas y bueno con ellos he sido realmente feliz.

"Aunque me cueste lo conseguiré, en unos días más te olvidaré pero te juro que no puedo más disimular felicidad, si tu no estás nada es igual... He pensado mucho en nuestra separación, creo, aparento, que así fue lo mejor… Aunque me cueste lo conseguiré… quisiera yo poder borrarte totalmente de mi mente."

Esto viene a colación porque he estado escuchando mucho el nuevo de Miranda! (no hablemos del diseño, ni de ciertas composiciones que dan pena ajena) y las canciones a leguas se notan escritas por un hombre muy nena. Tienen ese humor involuntario para los que vemos la vida con dosis de sarcasmo que nos impiden salir lastimados de las cuestiones sentimentales. Pero más allá de eso confesaré que mi gusto por las melodías ochentonas y simplonas de Ale Sergi se debe a que me enamoré de una chica argentina y por jodido que parezca (no creo que me lea) no me puedo desprender de ese sentimentalismo.
-
Dicen que uno siempre se anda enamorando de la misma persona en diferentes rostros pero por extraño que parezca esa persona rompió la regla y era totalmente diferente a todo lo que yo conocía o creía conocer. Y eso, eso precisamente fue lo que marcó la diferencia.
( Amantes y enemigos, amores imperfectos, desiertos y mares; deslumbramiento inútil listo para revivirse. )
Siempre hay una luz brillando en la oscuridad. Sigue sin gustarme trasnochar, madrugar, olvidar. A veces dificilmente me entiendo pero no prentedo pasarme la vida tratando de entenderme.

Past

A favor

A favor